lunes, 11 de febrero de 2008

Viajes en el tiempo???



Un grupo de científicos cree que, a partir de mayo, sería posible poner en funcionamiento una máquina que genera agujeros de gusano (que conectan el pasado-presente-futuro). La noticia, estruendosa como el Big Bang, pone a girar desesperadamente los engranajes de la ciencia ficción y se agota en el título, pues tales agujeros serían apenas del tamaño de unos pocos átomos.
Yo me permito ir más lejos, y preguntarme sobre las consecuencias de tal descubrimiento cuando el agujero permita el tránsito de algo un poco más grande, digamos de algo grande como usted, lector.
Esa sería, querido Fabián, la sentencia definitiva sobre el Capitalismo. ¿Buscábamos una revolución suficientemente poderosa para destronar al monstruo con eficacia mediática incuestionable? Pues vayan 100 puntos de rating para este evento. Recuérdese esta fecha como el desengaño ante la más tonta ilusión o el principio del fin de... ya veremos.
Aunque hubiera que reptar por su interior como accediendo a las cuevas de estalactitas entripadas en las montañas, ahí me verían haciendo cola para arrastrarme hacia otro tiempo. Después de todo, nunca me gustó el sistema.

5 comentarios:

Un porteño pequeño pequeño dijo...

Seguiré comentando, no creo que el "agujero de gusano" sea una realidad práctica.
Era tan solo una consecuencia de la ecuación del espacio-tiempo curvo de Einstein.
Si el universo nuestro estuviese lleno de agujeros de gusano, nos volveríamos locos, ya que estaríamos dando origen a una gigantesca cantidad de paradojas.
Por otro lado, teniendo en cuenta que la mayor cantidad de gente que viaja diariamente compartiendo nuestro espacio son desconocidos, pues ¿quién le dice que muchos de ellos no están entrando y saliendo de "agujeros de gusano" sin darse cuenta.
Es más, si dos personas se encuentran puntualmente, ¿significa que han vivido cada uno su propio tiempo? o ¿comparten el mismo?
¿Y si estamos saliendo y entrando de tiempos en los cuales solo somos individuos y lo único que compartimos es una especie de "sala de estar temporal"?

* 2 << Deux >> 2 * dijo...

"Fragmentemos el tiempo con vibraciones de mensajes" es lo que se me ocurre cuando escriben a mi celular, interumpen mi tiempo y penetran mi espacio sin respetar leyes preconcebidas.
Creo que vivmos suspendidos en esa "sala de estar temporal" rodeados de gusanos que sigilosamente se mueven y escaban en lo nuestro para fundar sus agujeros.

una dijo...

No creo que al universo le interese la practicidad; si acaso le atribueyera esa cualidad, tendría que admitir que el universo tiene voluntad. Claro que estamos llenos de agujeros de gusano! tal vez no sabemos o no podemos transitarlos, pero eso no les quita existencia. En todo caso, la locura está en la conciencia de la existencia de esos infinitos agujeros. Tomo sus ejemplos sobre desconocidos del colectivo y encuentros en horario como confirmación de esto. Lo que me preocupa es la posibilidad de que seamos individuos solos compartiendo el living, porque, verá, para mí la parte más peligrosa del capitalismo es el énfasis en el inidviduo sólo, aislado, único. De ahí deviene la efervescencia por lo material y las poseciones particulares, y que los demás revienten. Que haya agujerosm, sí, pero que no sean para alejarnos sino para encontrarnos a charlar.

una dijo...

Gise, los gusanos ya no están, han perforado la lógica y se han ido... Tal vez cuando los encontremos, encontremos también algunas respuestas.

Un porteño pequeño pequeño dijo...

Los agujeros son los que nos comunican.
¿Somos sujetos aislados, únicos? ¿Somos universales de nosotros mismos?
Si somos únicos, ¿por qué químicamente somos iguales?
¿Qué nos hace diferente? ¿Son nuestras posesiones la continuación de nuestro espíritu, alma o lo que coño sea lo que nos da la capacidad de sentirnos?
¿Todos tenemos la misma capacidad de sentirnos?
El capitalismo solo quiere una versión del individuo, uno que se comporte como el resto para que pueda consumir. O sea por un lado puede aislar a los individuos pero por otro los quiere a todos consumiendo lo mismo, o sea iguales.
Creo que no somos todos iguales sino que somos todos diferentes, y eso es lo interesante.
En el momento de nuestro nacimiento no tenemos conciencia del otro, pero de a poco la vamos adquiriendo, solamente de la gente que nos responde a nuestras necesidades al principio y ¿al final?
En el momento de nuestra muerte ¿volvemos a estar solos?
Si yo muero en unos minutos, ¿Ud. se enteraría?